La Crisis Venezolana: El Tratado de Coche, El Pacto de Punto Fijo y El Pacto de ..(Nombre por Anunciar).

Corría el año 1859 y el “Grito de la Federación” con su emblemática consigna “Tierra y hombres libres; Elección popular; y ¡Horror a la oligarquía!” lanzaba desde Coro un claro reto al estamento gobernante Venezolano, Un reto a muerte, que tras sucesivos años de guerras intestinas, de Batallas inclementes (Santa Ines, Buchivacoa, Cople, etc) y de sangre desparramada a borbollones, llegaba a su fin el 23 de Abril de 1863 –irónicamente- en una de esas haciendas de “los latifundistas amos del Valle” con solo las firmas de dos secretarios, Pedro José Rojas (Secretario de José Antonio Páez) y Antonio Guzman Blanco (Secretario de Juan Crisóstomo Falcón). Atrás quedaron, ahogados en la fría realidad de su muerte, los gritos rebeldes de Ezequiel Zamora (General del Pueblo Soberano) y sus ideales “Liberales”. Con sus alforjas llenas, con Generales Federales convertidos en Terratenientes y con Godos haciendo lo propio, los Venezolanos de a pie, pagarían con su sangre, nuevamente, las ambiciones personalistas de un grupo de Caudillos absolutistas y anarquistas en detrimento de las grandes mayorías Nacionales.

De Coche a Punto Fijo fueron numerosos los años transcurridos, cuantiosas las Revoluciones (Azul, Abril, Reivindicadora, Restauradora) instauradas y derrocadas; considerables las conjuras, muchos los años de represión y miedo, diversos los victimarios, Oscuras, por decir lo menos, muchas de las circunstancias que dieron pie a derrocamientos fratricidas como el de Medina Angarita y/o Rómulo Gallegos; o al Derrocamiento de Marcos Pérez Jimenez, sin embargo, una constante se presencio en cada uno de dichos acontecimientos, la burla cínica e indolente de una clase dirigente títere de los estamentos económicos dominantes de cada época a las grandes mayorías populares de Venezolanos que ciegamente confiaron en ellos. En ese orden de ideas, Punto Fijo, es testigo del Pacto epónimo, que sienta las bases de la “Democracia Venezolana” que conocimos hasta 1999. Una Democracia representativa que aglutino grandes mayorías, que generó grandes expectativas y que al traicionar los principios elementales de convivencia ciudadana colapso bajo el manto de un nuevo idealismo, un nuevo líder y una nueva consigna HUGO CHAVEZ y su POLO PATRIOTICO.

Hoy, 10 años más tarde, los acontecimientos se asemejan a los ya narrados, Venezuela se juega las cartas de hacer frente a las intenciones Caudillistas de unos, Anarquistas de otros, delincuenciales de muchos, y ante ese panorama, las grandes mayorías nacionales, traicionadas nuevamente, se preparan –de a poco- para librar otra Batalla que les proporcione un respiro ante tanto asedio y tanto conflicto. Yo no soy adivino, pero presagio un nuevo pacto, la precaria situación política y económica, obligara a los nuevos latifundistas, a los nuevos godos, a los nuevos Republicanos a capitular, con los de ayer; a no ser que, entre tanta oscuridad un rayo de luz ilumine el nuevo camino de trabajo, prosperidad, orden y respeto, Quien sabe, ante tanta polarización Un poco de Centro no nos vendría mal.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s